lunes, 6 de agosto de 2012

Los últimos espartanos...



En la cúspide de la Segunda Guerra Médica, Jerjes, rey de Persia, lideró el ejército más numeroso jamás reunido para intentar conquistar toda Grecia.

El rey Leónidas de Esparta, acompañado por 300 guerreros espartanos y unos miles más de soldados griegos, espera en el paso de las Termópilas para detener al grueso del ejército persa, estimado en más de un millón de hombres.



No tení­an prácticamente ninguna posibilidad y, sin embargo, los espartanos y sus aliados resistieron en el estrecho paso durante siete dí­as en agosto de 480 a.C., infligiendo terribles bajas a los persas y luchando hasta que el último defensor cayó asesinado.

Este famoso conflicto será recordado para siempre como la Batalla de las Termópilas. Cuando acabó, cada espartano que resistió en el paso habí­a sacrificado su vida por la libertad.


Durante siglos, los eruditos han estudiado la batalla de las Termópilas, puesto que es la batalla que determinarí­a el curso de la civilización occidental... batalla en la que 300 espartanos resistieron hasta la muerte.