domingo, 16 de mayo de 2010

Los hebreos...



La importancia fundamental de este pueblo está en su religión, origen de algunas de las grandes religiones de la Historia.

Procedentes del interior, el pueblo hebreo, guiado por Abraham, se instaló al sur de Fenicia, en la zona conocida como Palestina.

Este pueblo estaba formado por 12 tribus y alcanzó su máximo esplendor en la época de David y Salomón. A la muerte de Salomón quedó dividido en dos reinos: Judá e Israel.

Era un pueblo monoteísta, es decir, un solo dios: Jehová. Éste le entregó a Moisés, en el monte Sinaí, las Tablas de la Ley conteniendo los Diez Mandamientos. Las tablas estaban guardadas en el Arca de la Alianza (un cofre de maderas preciosas y planchas de oro).

La Biblia es el libro sagrado de los hebreos.

Vídeo: El judaísmo.