sábado, 13 de diciembre de 2014

Etapas de la historia de Grecia Antigua...




La antigua civilización griega se desarrolló durante tres etapas:

a) Época Arcaica (S. VIII a.C.-VI a. C): se caracterizó principalmente por el desarrollo de la polis, la introducción de la escritura y el inicio de la colonización comercial del Mediterráneo. Las polis eran independientes unas de otras y estaban unidas sólo por una misma lengua y la necesidad de defenderse de los pueblos extranjeros. Su organización social y política de estas polis dependía del control que ejercían sobre las tierras y sobre el comercio. Los grandes terratenientes ocupaban los principales cargos públicos de gobierno.

Durante este período se desarrollaron dos tipos de gobierno: la aristocracia y la oligarquía. A partir del año 750 a.C. Grecia empieza la colonización comercial del Mediterráneo. Los motivos de esta expansión fue el aumento de la población, que hacía insuficiente la producción de alimentos y aumentaba la necesidad de nuevas tierras, y el interés comercial hacia otros pueblos. Las colonias proporcionaron un gran crecimiento económico a las polis de origen (metrópolis) e impulsaron el desarrollo de la artesanía y el comercio.

b) Época Clásica (S. V a.C.-IV a. C.): se inició con las guerras Médicas (V a.C.) entre griegos y persas, batalla de las Termópilas, y las guerras del Peloponeso, entre las propias polis griegas. Tras la victoria de Atenas sobre los Persas, esta polis se convertirá en la ciudad más poderosa, dominará el Egeo y levantará odios y envidias entre las polis, principalmente Esparta.

Esto llevará a las Guerras del Peloponeso (V a.C.) en la que se enfrentaron todas las polis griegas, unas aliadas con Esparta y otras con Atenas. Venció Esparta pero el conjunto de las polis se debilitaron, lo que fue aprovechado por Macedonia para aumentar su expansión.

c) Época Helenística (S. IV a.C.-II a. C.): el debilitamiento de las polis griegas favoreció que el rey de Macedonia, Filipo II, llegara a dominarlas. Su hijo, Alejandro Magno, inició la formación de un gran imperio que abarcó de Egipto hasta el río Indo, mediante la conquista y expansión de la cultura y civilización helenística (helenismo). Sus sucesores no pudieron mantener la unidad del imperio. Grecia terminó por convertirse en una provincia romana en el siglo II a. C

Vídeo: Grandes Civilizaciones: Grecia.