viernes, 2 de abril de 2010

Hoy nos adentraremos en la "Ruta Vía de la Plata"...





Desde época romana, existe esta ruta que une el norte y el sur de España.

Debido a la gran riqueza minera, bajo el control romano en el 218 a. C. Andalucía adquiere gran importancia como zona de extracción de metales preciosos. Su nacimiento se debe a la necesidad de contar una ruta de comunicación para mercancías y tropas entre el norte y el sur de España y con el fin de poder enviarlas a Roma. Para ello crean calzadas y puentes como los de Mérida y Alcántara. Con el fin de abarcar todo el territorio posible, cuenta con un extensión conocida a nivel nacional de 29.000 kilómetros entre vías principales y secundarias, siendo la Ruta de la Plata una de las más importantes.

Esta calzada enlaza las siguientes capitales y pueblos casi por el actual trazado de la carretera nacional N-630: Gijón, Oviedo, Mieres, Aller, Pola de Lena, León, Valencia de Don Juan, Astorga, La Bañeza, Benavente, Zamora, Salamanca, Guijuelo, Béjar, Baños de Montemayor, Plasencia, Cáceres, Mérida, Almendralejo, Zafra, Santa Olalla de Cala, Santiponce, Carmona y Sevilla.

La Ruta de la Plata es un itinerario amplio, variado, con numerosas informaciones sobre la aportación a la cultura romana, además de las posteriores influencias de las culturas árabes y cristianas que habitaron España. Encontraremos un legado histórico - artístico creado en ciudades, circos, teatros, anfiteatros, templos, acueductos, termas, puentes y fortalezas.

Sobre estas antiguas calzadas y puentes romanos, se construyeron nuestros caminos en la Edad Media y posteriormente las carreteras de hoy día.

Vídeo: España siguiendo la ruta Vía de la Plata. 01 de junio de 2009 — La ruta Vía de la Plata, recorre España de sur a norte, desde Sevilla en Andalucía, hasta Gijón en Asturias.