miércoles, 17 de marzo de 2010

¿Cómo reconstruir el pasado?...





Para conocer hechos del pasado son necesarios documentos, pistas o evidencias que nos digan cosas de la vida de nuestros antepasados. A ese material le llamamos fuentes.

Las fuentes escritas: las fuentes pueden ser de muchos tipos. Por su importancia, claridad y porque nos "hablan" desde el pasado, los documentos escritos ocupan un lugar importantísimo.

Los documentos escritos son los libros, cartas, obras literarias, inscripciones, tratados, leyes, etc., que hombres y mujeres han escrito para explicar la sociedad en la que vivían, las ideas que tenían, la vida que llevaban.

Las fuentes no escritas: También existen una gran cantidad de documentos “mudos”. Son evidencias del pasado y nos muestran aspectos de la actividad humana.

Este tipo de fuentes son variadísimas: estatuas, pinturas, monumentos, utensilios, vestidos, etc.

Piensa que para reconstruir una gran parte de la Historia, sólo podemos usar este tipo de fuentes, ya que los primeros escritos está datados entre el 4.000 y el 3.500 a. C., y el ser humano puebla la Tierra desde hace tres millones de años.

Vídeo: Básicos de Madrid: Museo Arqueológico Nacional. El Museo Arqueológico Nacional conserva, clasifica y expone materiales arqueológicos, etnológicos, de artes decorativas y numismáticos que los monarcas españoles han reunido durante siglos.



Vídeo: Museo de la Evolución Humana de Burgos. Atapuerca. Museo de la Evolución Humana de Burgos.www.burgos2016.es. Burgos 2016 Capital Europea de la Cultura.